Introducción. Causas de la visión mediática del Islam

 La visión actual que los medios occidentales podrían tener del Islam podría explicarse por varios factores explicativos que han rodeado a la forma de realizar el flujo internacional de la información.

Factores históricos. El surgimiento de las agencias de la información en el siglo XIX al amparo del desarrollo industrial de las telecomunicaciones como el telégrafo y el transporte como el ferrocarril les llevó a hacer negocio con la información comercial sobre las colonias. Como explica el profesor de Agencias de Información de la Universidad Complutense de Madrid, Fernando Peinado, la incapacidad económica de los periódicos para llevar corresponsales por todo el mundo, supo contrarrestarla las agencias con la rentabilidad que demandaban de información las metrópolis sobre sus colonias. Por ello las primeras agencias informativas surgieron al amparo de los grandes imperios como Havas, posteriormente France Presse en Francia y Reuters en el Imperio Británico. La periodista y profesora de la Universidad de Valencia, Dolores Bañón comenta la falta de interlocutores árabes a la hora de construir la información por haber sido tradicionalmente los países árabes y musulmanes antiguas colonias en donde la mayor parte de la información era fabricada por los corresponsales de las agencias anteriormente citadas. Esta herencia neocolonialista se ha hecho patente en la tendencia a considerar la cultura occidental como el mundo civilizado y el resto como lo salvaje que había que civilizar. El etnocentrismo europeo colonialista del siglo XIX estaba patente como afirmaban grandes sociólogos del momento como Max Weber que afirmaba que el

islam “se desvió completamente de cualquier conducta de vida verdaderamente racional por la

llegada del culto a los santos y finalmente por la magia”. Otros como Karl Marx defendían la superioridad de lo Occidental y Engels apoyaba la expansión colonial. Las agencias informativas han seguido informando casi con los mismos métodos sin casi tener en cuenta la opinión y la voz de los musulmanes, considerados como culturalmente no racionales, solo válido para lo occidental.

Factores técnicos. El casi monopolio de las agencias de información por parte de las noticias internacionales ha hecho que la mayoría de los contenidos acerca del Islam sean originarios de los periodistas y redactores que trabajan en estos medios de comunicación. Dolores Bañón habla de que casi el 60 % de las informaciones que circulan por las agencias de información son provenientes del mundo anglosajón y más especialmente de los Estados Unidos de América. Esta circunstancia hace que la mayoría de las noticias que llegan y han llegado a los medios de comunicación occidentales respondan a los intereses geoestratégicos y económicos que rodean al país anglosajón como han podido ser la mayoría de informaciones que hablan de los conflictos militares en el Golfo o el terrorista integrista islámico.

Factores de contenido temático periodístico. Los grandes medios de comunicación y en especial las televisiones, donde la condensación y concisión es una característica fundamental a la hora de trasmitir la información optan por ofrecer aquellos contenidos que para ellos son prioritarios para explicar el mundo y ofrecerlo a unas audiencias que reclaman unos contenidos que les satisfagan en vez de una información que busque más en profundidad de la sociedad islámica. Es la llamada teoría de la agenda setting formulada en los años 70 por McCombs y Shaw, la cual dice que los medios de comunicación de masas determinan los temas que van a influir en la población y formar una opinión pública. Como hemos dicho los Estados Unidos y las agencias controlan la mayor parte de la información internacional lo que ha llevado a relacionar la agenda común de los medios al islam con la violencia y el integrismo influido por los grandes temas mediáticos que han rodeado a Norteamérica como han sido los conflictos del Golfo, Afganistán y algo también el de Oriente Próximo. Dolores Bañón incide que esta agenda común deshumaniza al ser humano, más concretamente al musulmán para dotarlo de esa aureola irracionalista y violenta y adaptarlo a la realidad de los intereses que persigue Estados Unidos en la actualidad. Habla que en los últimos tiempos algunos medios habrían conseguido tener corresponsales en estos países islámicos que más allá de esta informaciones oficialistas habrían tratado de estudiar más a fondo el contexto social y cultural de los musulmanes para explicar de una manera rigurosa y racional el por qué de la realidad árabe e islámica sin caer en los tópicos de retraso humanístico ni incivilización. Con la crisis económica parece que esta situación habría vuelto a los orígenes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s