¿Quién ejerce la autoridad hoy en el mundo islámico?

Desde un punto de vista amplio, puede señalarse que el principal cambio registrado en el concepto de autoridad religiosa en el seno del mundo islámico en los últimos cincuenta años es que ya no son los ulemas (Doctor en las disciplinas religiosas y jurídicas musulmanas) quienes la ejercen de manera exclusiva, ya que han perdido el monopolio de la función de intérpretes cualificados de la ley sagrada (sharia).

Este recorte de funciones, no ha significado su desaparición, en muchas comunidades islámicas siguen siendo la principal figura política y religiosa, pero se está produciendo en los últimos tiempos un recrudecimiento en el ataque a esta figura, sobre todo adoptada por líderes de Al-Qaeda, que piden ser los nuevos ulemas de las comunidades. Ya que como hemos podido analizar, anteriormente persisten en continuar su Cruzada contra occidente.

Debe llamarse la atención sobre el hecho de que los miembros de al-Qaeda no recurran a las doctrinas de los juristas jariyíes, que contrariamente a los sunníes, se consideran autorizados para declarar infiel a otro musulmán y derramar su sangre por ello. Asimismo, los partidarios de este grupo muy minoritario en la historia del islam consideran que si el combate contra el enemigo implica la muerte de otros musulmanes, eso no debe suponer un freno a la prosecución de la guerra. La razón, posiblemente, es que los islamistas no desean situarse al margen de los teólogos y juristas musulmanes de la corriente mayoritaria, tal y como hicieron los jariyíes, sino suplantarlos. No quieren, por tanto, ocupar el lugar escaso y marginal de aquella secta, sino ejercer la autoridad, de la manera en que la habían conocido los ulemas en otro tiempo. (Cristina de la Puente y Delfina Serrano Ruano, Activismo político y religioso).

Por todo lo expuesto, creemos que la capacidad de reacción de los ulemas frente a las razones de los terroristas es fundamental en la derrota del radicalismo y de las actitudes favorables a la violencia. La impresión que se tiene desde Europa es que en el mundo islámico las reacciones contrarias a los discursos religiosos islamistas y a los atentados perpetrados por ellos son muy tibias. Hasta qué punto esta visión responde a la realidad o, por el contrario, se encuentra condicionada por el escaso interés de los medios ante las respuestas que se producen es difícil de precisar desde aquí. Lo cierto es que la apropiación del contenido y de las formas del discurso de los ulemas indica la autoridad moral e intelectual que siguen ejerciendo estos últimos pero también su resistencia a avalar visiones excluyentes y monolíticas de la doctrina religiosa islámica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s