Musulmán y árabe

Para empezar, es fundamental distinguir entre musulmán y árabe. Los musulmanes son aquellos que profesan la religión islámica a partir de las enseñanzas del profeta Mahoma y que aceptan como justas las normas contenidas en el libro sagrado (revelado por Allah, Dios), el Corán, y los hechos que la tradición atribuye al profeta. Ser musulmán es como ser cristiano, por tanto, una cuestión de fe. Los árabes, por el contrario, son los naturales de la península de Arabia, que se extendieron por el viejo mundo a partir del S.VII d.C. y que hoy forman la población mayoritaria en los países norteafricanos y algunos de Oriente Próximo: Siria, Jordania, Iraq (Palestina) y los países en los que se divide la Península arábiga. El nexo entre árabes y musulmanes es evidente, ya que el profeta Mahoma era árabe y la lengua del Corán y de la religión islámica es al árabe. La conquista árabe permitió la extensión del Islam. Sin embargo, a pesar de la existencia de unos vínculos reconocidos entre los países árabes, las diferencias culturales entre los musulmanes, desde Marruecos hasta Indonesia, son enormes y no les puede presentar como un bloque homogéneo. Así, aparecen extensos estados que contrastan con otros reducidos, países de pasado histórico notable y cultura milenaria (Persia –hoy Irán- o Egipto) con otros absolutamente recientes y sin base nacional diferenciada (Kuwait o Emiratos Árabes Unidos –EAU-).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s